Los puertorriqueños podrían disfrutar pronto de las apuestas legales

Luis Blanco | 05 Abril 2019

Puerto Rico se plantea legalizar las apuestas deportivasRicardo Rosselló, gobernador de Puerto Rico, ha considerado oportuno proponer una legislación que legalice el juego en línea y en vivo en la isla caribeña. El proyecto de ley en consideración incluye un conjunto completo de opciones de juego, incluidas betting las actividades relacionadas con deportes normales y de fantasía, así como deportes electrónicos y cubriría la actividad dentro y fuera de Internet.

Comunicado de prensa de Rosselló

Rosselló afirmó en un comunicado de prensa que su administración está totalmente comprometida con el descubrimiento y la implementación de modos nuevos y creativos de mejorar la vida de los puertorriqueños, especialmente tras la reconstrucción necesaria debido al huracán María. Continuó explicando que esta legislación propuesta, posible gracias a una decisión de Tribunal Supremo de Estados Unidos en el 2018, haría que Puerto Rico fuera más una atracción turística y esto, a su vez, generaría en el futuro unos ingresos que son muy necesarios.

Dos estudios sobre los ingresos potenciales

Rosselló citó los hallazgos de dos estudios relacionados con este posible flujo de ingresos, el primero encargado por la Cámara de Comercio de Puerto Rico y preparado por Innovation Group. El Gobierno solicitó a Spectrum Gaming Group que realizara el segundo.

Ambas organizaciones mostraron pronósticos muy ambiciosos en cuanto a ingresos fiscales por juego. Innovation Group calculó que los ingresos del Gobierno aumentarán de 29 millones de dólares en 2020 a 97 millones en 2024. Spectrum Gaming Group predijo que los ingresos por impuestos sobre apuestas deportivas tanto dentro como fuera de Internet aportaría al Gobierno entre 44 y 62 millones de dólares al año.

Los hallazgos se consideran muy optimistas

Ambas estimaciones parecen ser muy esperanzadoras, especialmente en vista de que la población de la isla es de solo 3,2 millones de habitantes, con un PIB per cápita de alrededor de la mitad del de Nueva Jersey, Estados Unidos. Este último estado tiene una población de menos de nueve millones de personas y sus ingresos por impuestos sobre el juego fueron de un total de 20,5 millones de dólares en febrero de este año. Aunque febrero puede ser un mes de 28 días, si extrapoláramos este total veríamos que el ingreso anual por impuestos sobre el juego del estado del noreste de los Estados Unidos superaría los 250 millones de dólares debido a la alta trayectoria anual de crecimiento que este sector está aún experimentando.

Si Puerto Rico generara tan solo una sexta parte de esta cantidad, conseguiría poco más de 40 millones de dólares al año y por muy vanguardistas que puedan parecer los deportes electrónicos y de fantasía actualmente, sus ingresos probablemente no añadirían mucho más a la recaudación general; al menos a corto plazo.

Fuente:

https://www.casinobeats.com