La EGBA quiere bajar el impuesto de iGaming en Portugal

Luis Blanco | 15 Abril 2019

El impuesto de iGaming en Portugal podría reducirsePortugal ha estado generalmente dispuesto a aceptar el juego, y todas sus formas son legales en el país. Al estado también se le permite operar con juegos de azar o conceder licencias a terceros si así lo decide.

El Departamento de Juegos de Santa Casa da Misericordia de Lisboa (SCML) tiene la tarea de administrar la lotería estatal y las apuestas deportivas locales, y tiene derechos exclusivos que le otorgan una especie de monopolio en estos sectores. Aparte de esto, los operadores tienen que conseguir licencias para ofrecer carreras de caballos y bingo en la nación, junto con los juegos de casino, que se ofrecen en los nueve casinos continentales de Portugal y en un local de la isla de Madeira.

El régimen fiscal “discriminatorio” debe desaparecer

En Portugal se han permitido todas las formas de juego desde 2013 y el marco legal del sector se implementó en 2015. El gobierno dirige algunos casinos en línea, mientras que otros los dirigen operadores con licencia, y la nación bloquea activamente todas las plataformas de fuera del país sin los papeles necesarios que tienen como objetivo a los jugadores locales.

El marco regulador mencionado de 2015 para juegos en línea implementó un nuevo (y algo controvertido) sistema fiscal. Mientras que las marcas de apuestas deportivas en línea pagan un impuesto de entre el 8 % y el 16 % de su facturación, los operadores de los casinos en línea se enfrentan a tasas impositivas mucho más altas, de entre el 15 % y el 30 % de sus ganancias brutas.

Recientemente, la Asociación Europea de Juegos y Apuestas (EGBA) se ha opuesto a esta situación, al hablar de una posible discriminación por parte de este sistema impositivo. La EGBA ha pedido al gobierno portugués que revise su régimen fiscal para el iGaming, ya que cree que tiene un impacto significativo en la canalización de jugadores locales a sitios web si licencia más competitivos.

El 75 % de los jugadores recurre al mercado negro

Esta propuesta llegó poco después de que un nuevo grupo recibiera la tarea de evaluar la posible necesidad de modificar el régimen fiscal actual de los operadores de juegos en línea. Aunque ha finalizado el periodo de tiempo que se dio al grupo de trabajo para hacerlo, todavía no se han revelado datos sobre sus hallazgos al público.

La EGBA ha observado que el sistema fiscal “discriminatorio” actualmente en vigor, ha hecho que muchos menos operadores estén interesados en establecerse legalmente en Portugal. Además, si tenemos en cuenta la preocupante tasa con la que crece la demanda de juego no regulado en la nación, la asociación considera que la modificación de las tasas de impuestos desempeñaría un papel importante a la hora de mantener la seguridad de los jugadores locales.

La Universidade NOVA de Lisboa y Qdata publicaron recientemente un estudio que muestra que el 75 % de los jugadores locales utilizaron productos y servicios de iGaming no regulados en 2018. Esto representa un aumento interanual del 10 % desde 2017 que ha llevado a la EGBA a pedir una misma tasa de impuesto para todos los operadores en un intento de reducir estas cifras.