¿Adiós a los remates de cabeza en el fútbol?

Luis Blanco | 12 Septiembre 2018

Sergio Ramos es uno de los mejores futbolistas en el remate de cabeza.Expertos y antiguos profesionales del balón se han puesto de acuerdo a la hora de indicar que los remates de cabeza podrían no ser tan inofensivos como parecen. Este tipo de golpeo, que unos jugadores realizan más que otros, ha demostrado tener alguna influencia en ciertos problemas cerebrales, por lo que no hay que descartar que acabe desapareciendo.

El fútbol es cada vez más seguro

Cierto que se trata de un gran espectáculo y que la realidad es que mueve grandes cantidades de dinero en todo el mundo. Sin embargo, el balompié se está convirtiendo en los últimos años en un deporte mucho más seguro con medidas como la implementación del VAR que ha demostrado reducir el número de jugadas violentas por partido.

Sin embargo, practicando deporte siempre existe el riesgo de padecer algún problema de salud. Las lesiones son frecuentes en los atletas de élite y los futbolistas no son ninguna excepción.

Se sabe perfectamente que el estrés muscular y articular de las largas campañas futboleras crea problemas en los jugadores que ya están retirados. Basta señalar que la vida profesional de un futbolista no suele ser de más de 12 o 15 años para comprender que esta actividad repercute seriamente en la salud.

¿Qué sucede en los remates de cabeza?

Teniendo en cuenta todo lo anterior, la verdad es que la jugada que más polémica causa en lo que se refiere a la salud de los jugadores es el remate de cabeza. Algunos profesionales de la importante de Alan Shearer ya mostraron su preocupación al notar síntomas como la pérdida de memoria años después de haberse retirado de los terrenos de juego.Algunas asociaciones pretenden que los menores dejen de rematar de cabeza cuando juegan al fútbol.

Los expertos no tienen demasiadas dudas en este sentido. El golpeo de cabeza podría estar directamente relacionado con problemas como la demencia, la pérdida ocasional de memoria e incluso los infartos cerebrales, aunque faltan pruebas concluyentes para afirmarlo de un modo que no deje lugar a dudas.

El problema está en la cantidad de veces que un jugador profesional golpea el balón de esta forma. Sumando desde los primeros años de la infancia y pasando por entrenamientos, partidos y demás, la verdad es que el número de golpes que recibe la cabeza durante la vida profesional de un futbolista es realmente elevado.

El caso especial de los niños

Si algo preocupa a los expertos en salud del deporte es que los niños también ejecuten esta jugada sin ningún tipo de restricción. Hay que señalar que muchos pequeños se inician en el fútbol con edades que no superan los 4 o 5 años y que desde los primeros entrenamientos ya golpean con la cabeza.

Se ha demostrado sin lugar a dudas que la memoria se resiente después de unos pocos cabezazos. Así, los niños muestran problemas para recordar afectándose su rendimiento en este sentido de una forma seria.

Otro problema es el de las microlesiones. Aunque el golpeo con la cabeza parezca no producir ningún daño externo, el cerebro de los niños y su protección ósea son más delicados que las de un adulto, por lo que los problemas podrían crecer sin ninguna duda si no se toman todas las medidas oportunas.

No extraña teniendo todo esto en cuenta que muchos padres estén preocupados y que asociaciones como la americana quieran prohibir el golpeo de cabeza entre los niños, algo que podría extenderse incluso a los mayores profesionales del fútbol.

Enlaces de origen:

http://www.fisiomuro.com

https://www.lasexta.com

https://campodeportivo.mx

Juega a uno de estos casinos en linea populares