Más luces que sombras cinco años después de la Ley del Juego

Luis Blanco | 19 Septiembre 2017

Más luces que sombras cinco años después de la Ley del JuegoLa regulación española del juego llegó con la Ley 13/2011, de 27 de mayo. Esta norma establece todos los fundamentos legales que deben regir las actividades de azar y el juego online. Entre otros puntos, la ley señala la obligatoriedad de las licencias para que los casinos y casas de apuestas puedan operar. La regulación ya es en sí una ventaja para el sector, que se mueve ya en condiciones de legalidad. Se incluyen exigencias sobre seguridad, como por ejemplo la prohibición de menores y, en general, unos requerimientos estrictos que garanticen el buen desarrollo de las actividades. Y también que se centren en proteger a las personas en especial riesgo de adicción. Todos los puntos anteriores constituyen pros.

En lo relativo a la publicidad y el marketing, la legislación española (artículo 7 de la ley citada) la permite para los operadores de juego, pero solo si poseen su correspondiente licencia y el título habilitante para promocionarse. Esta es, en cualquier caso, una cuestión controvertida y que presenta soluciones jurídicas distintas dependiendo del país. Permitir su publicidad tiene como inconveniente la recepción del mensaje por la población con potencial adictivo, así como su normalización.

Siguiendo con lo anterior, ¿qué se puede decir sobre la regulación en otros países? La situación puede variar mucho, incluso dentro de la propia Unión Europea. En Holanda, por ejemplo, la legislación se ha aprobado en 2016 y a lo largo de 2017 han ido entrando operadores internacionales. En Alemania, por otro lado, existe regulación, pero cada Estado posee la potestad de aplicar la suya propia, por lo que no existe gran homogeneidad. Esto favorece la libertad de cada región, pero perjudica la fortaleza del sector. Algunos Estados del Este, como Eslovaquia, Rumanía o República Checa, fueron los más ágiles en lo relativo a la concesión de las licencias, lo cual es un punto a favor clarísimo para el desarrollo del sector.

Datos sobre el juego en España

Es procedente señalar que, desde su regularización hace 5 años, el juego online ha estado registrando números siempre en crecimiento, tanto en número de jugadores de media como en gasto total. Si se mira por comunidades autónomas, Madrid es donde más crece este tipo de actividades.

El Ministerio de Hacienda es el encargado de proponer las reglas básicas del sector, a través de la Dirección General de Ordenación del Juego. Este organismo tiene como uno de sus pilares declarados el de promover la transparencia y las buenas prácticas en el ámbito aquí tratado. Los informes de este órgano son muy relevantes para analizar el estado del juego y específicamente del juego online.

Respecto a los perfiles más recurrentes entre los jugadores, arrasa el sexo masculino y los jóvenes son mayoría. En las apuestas deportivas, la mayoría masculina se afianza. Y la juventud de los jugadores se ve en especial en juegos como el póquer. La variedad de juegos se da más entre estos jugadores jóvenes, aunque siempre se puede encontrar el perfil de "jugador único", que solo está interesado en un tipo de juego. 

Un dato interesante es el de nuevos jugadores que se registran al mes. En los años 2013 y 2014, el crecimiento rondaba el 3,4 % mensual.

Opciones en el juego online

El gasto promedio más elevado se encuentra en el juego del póquer. En segundo lugar, están las apuestas deportivas. El gasto en loterías, además de las cantidades que mueve en los establecimientos físicos, supone un 20 % de todo lo que se gasta en el juego online. 

En conclusión, el sector del juego ha vivido en España una amplia transformación en este último lustro. En este artículo se han expuesto las principales características del nuevo modelo implantado en 2012, así como algunos datos, ventajas e inconvenientes sobre la implantación social del juego online.