El sector del juego impulsa a España

Luis Blanco | 24 Enero 2019

El juego ayuda a que la economía española se recupereA menudo, el sector de los juegos de azar llama negativamente la atención, debido sobre todo a que numerosos mercados siguen sin estar regulados. Tomar las medidas necesarias para cumplir con el reglamento ha demostrado ser para muchos la salvación. España es uno de ellos.

En 2008, España se vio seriamente perjudicada por la recesión mundial. Las repercusiones en la economía nacional, y, en concreto, el mercado inmobiliario, fueron devastadoras. No pocos perdieron su trabajo debido a que las empresas ya no podían mantenerse a flote. El paro se disparó y las familias se vieron obligadas a abandonar sus casas porque no podían hacer frente a los pagos de la hipoteca.

Esta fue la cruda realidad para más de 500 000 familias, que provocó que el sector de la vivienda colapsara. En aquel momento, se estimó que el 50 % de los menores de 25 años estaba en el paro y carecía de una fuente de ingresos.

Una recuperación lenta pero constante

Sin embargo, la economía hispana se repuso. Durante la última década, muchos españoles que tuvieron que emigrar en busca de empleo pudieron volver a casa. Ahora, el país es la cuarta potencia económica de Europa y su mercado inmobiliario también ha conseguido renacer.

En la actualidad, sigue habiendo una tasa de desempleo elevada. A pesar de que la situación ya no es tan grave como antes, alrededor del 30 % de los menores de 25 no tiene trabajo ni ingresos fijos.

El héroe de España

Un inusitado héroe contemporáneo ha socorrido a España: la industria del juego. Los juegos de apuestas son una actividad popular aquí, en especial la lotería. Una buena parte de lo recaudado por esta se dona a la Iglesia católica, que, a su vez, apoya a diversas organizaciones benéficas.

Estas asociaciones ayudan a familias en pobreza alimentaria. Sin los ingresos que reciben de la Lotería Nacional, muchos habitantes de las zonas más afectadas morirían de hambre.

Por otra parte, en España operan 20 casinos. Los impuestos que pagan las empresas de casinos suponen una porción considerable de los ingresos del país, ya que gran parte de sus ganancias proviene de los casinos tradicionales, las apuestas por Internet y las deportivas. El Gobierno ha declarado que seguirá trabajando en convertir el apoyo a los operadores en una máxima prioridad para reforzar todavía más el sector.

Fuentes:

https://www.vegasslotsonline.com/