¿Está Hollywood quedándose sin ideas?

Luis Blanco | 12 Septiembre 2017

Hollywood GreatsA partir de la primera década de los 2000 con la aparición de blockbusters como el de Spiderman de Sam Raimi, X-Men, y más tarde Transformers, el modelo de negocio fílmico ha consistido en vendernos las películas de tres en tres, como mínimo. Y es que, lo de que Hollywood es un negocio, resulta innegable a estas alturas.
Sorprendentemente, esta fórmula ha calado tan hondo entre los fans como los juegos de casino online vienen haciéndolo en los últimos años, y lo cierto es que el público premia sin contemplaciones de ningún tipo el reciclado continuo de sagas y licencias, hasta tal punto que, hoy en día, secuela es sinónimo de beneficio económico.

¿Dónde quedó lo de que segundas partes nunca fueron buenas?

Entregas como las de Los Vengadores van a ver su cuarta parte en el año 2019 si se siguen los plazos acordados. A estas cuatro películas hay que sumar todos los spin-offs de cada superhéroe (3 películas de Capitán América, otras 3 de Iron Man…) y nos encontramos con una cantidad desmesurada de películas que se basan en ofrecer lo mismo una y otra vez. Incluso si se disfruta viendo hacer acrobacias a Iron Man, hay que reconocer que todas estas películas tienen un ritmo y estructura parecidos. En definitiva, no nos cuentan nada nuevo. Hablamos de una fórmula.

Warner Bros tiene su propia franquicia a explotar con La Liga de la Justicia. Ya sabemos que veremos una secuela de Wonder Woman, y ni siquiera la relativa decepción que causó Batman vs Superman puede parar la avalancha de películas que nos espera de aquí en adelante.

Por si fuera poco, también se ha puesto de moda esto de los reboots. Para los que no estén familiarizados con el término: un reboot es volver a lanzar una saga de películas en forma de remake.

Hemos visto reboots de Hulk, que por algún motivo nunca ha llegado a calar como saga continua; de Superman llevamos dos desde que Christopher Reeve se quitase el traje para siempre; de Batman otros dos…

Pero el premio a reboot innecesario se lo lleva Spiderman, cuya serie de películas se ha vuelto a lanzar cada poco tiempo hasta contar ahora mismo con 3 películas protagonizadas por Tobey Maguire, 2 por Andrew Garfield y una por ahora con Tom Holland, para la que no tardaremos en ver secuelas. ¡6 películas desde 2002 con 2 reboots incluidos!

Pero el serial no es exclusivo de los superhéroes. Este año podremos ver la segunda parte de Blade Runner, un remake de It de Stephen King, Star Wars VIII y ya se están preparando secuelas para Indiana Jones, Creed (spin-off de Rocky) y Matrix (aunque no sabemos si secuela o reboot).

En el caso de Rocky sobran las palabras. Catalogada durante mucho tiempo como una de las franquicias más rentables de todos los tiempos, cuenta con 6 películas hasta ahora más un spin-off sobre Creed, el hijo del primer oponente de Rocky Balboa, cuya secuela ya anda en marcha.

En el caso de Matrix es sorprendente que las hermanas Wachowski se aventuren a relanzar la franquicia cuando sus secuelas no gozaron de buena fama, sino más bien lo contrario. Pero lo curioso de todo esto es que, incluso tratándose de malas películas y reconociéndose esto por la crítica mayoritaria, el éxito de recaudación está asegurado.

¿Y en España?

Esta fórmula de blockbusters y secuelas nunca ha funcionado en España. Lo más parecido es Torrente, que siempre bate todos los récords e incluso tiene fama internacional y, quizás en menor medida, Mortadelo y Filemón.

Si para Hollywood sigue funcionando este sistema de precuelas, secuelas, reboots y demás, es obvio que tenemos franquicias para rato. A fin de cuentas, hablamos de un negocio en el que, últimamente, lo que menos se premia es la creatividad

Juega a uno de estos casinos en linea populares