Continúa la batalla en la sala de juntas de Codere

Luis Blanco | 12 Septiembre 2018

Codere padece problemas internosSigue la guerra interna en Codere. Tres de sus directores, dos de los cuales son fundadores de la empresa, se negaron recientemente a aprobar los estados financieros que mostraban una pérdida general debido a las fluctuaciones del tipo de cambio, principalmente debido al peso argentino. Los resultados de la primera mitad del año muestran un crecimiento en Europa, pero las cifras se vienen abajo por la economía fluctuante de Argentina.

El ingreso operativo cayó de 759,3 millones de euros a 232,6 millones, lo que supone un masivo 22,5 % y crea una mala imagen en todo lo demás, desde la gestión interna hasta el control financiero. La empresa no señaló que, de haberse mantenido constante la tasa de cambio, el crecimiento general habría sido de más del 11 %.

Las fluctuaciones son las culpables

Utilizar el crecimiento global como resultado de condiciones monetarias más estables como chivo expiatorio es difícil de entender teniendo en cuenta que, en general, el operador informó de pérdidas en todo el grupo en la junta europea. Estas pérdidas no son exactamente marginales, llegando casi a los 40 millones de euros.

Al considerar su rendimiento en Europa sin tener en cuenta las operaciones y pérdidas en Argentina, la situación parece ser menos grave, lo que proporciona un poco de alivio. Los empeños europeos del operador registraron un aumento de casi el 10 % en la facturación. La empresa ha dicho que esto se debe a la popularidad de las apuestas deportivas en línea y al por menor en España.

No es la primera guerra de este tipo

La actual guerra de la junta llega tras múltiples batallas que datan del año 2014, cuando el casino en línea y la empresa de juegos sufrieron una importante reestructuración financiera. A principios de este año, la tensión se intensificó hasta el punto de producirse un golpe en la sala de juntas, durante el cual, el fundador  José Antonio Martinez Sampedro fue reemplazado como presidente. El nuevo presidente de la empresa no dudó en aprobar los nuevos informes financieros.

José Antonio Martinez Sampedro y sus hermanos, Luis Javier Martinez Sampedro y Pío Cabanillas Martinez Sampedro, todos miembros fundadores de la empresa, ahora degradados a consejeros dominicales, se negaron a aprobar los informes. Los hermanos fueron degradados en enero de este año, cuando Vicente di Lorento fue nombrado nuevo director ejecutivo y  Raul Sorenson fue nombrado director no ejecutivo y presidente de la empresa.

Desde que  los hermanos Martinez Sampedro perdieron sus puestos ejecutivos gracias a una mayoría de votos de los accionistas, han estado intentando, sin éxito, recuperar el control de la empresa.

Fuente:

http://www.igamingbusiness.com