Cómo ser el perfecto anfitrión de una velada de póker

Luis Blanco | 31 Marzo 2017

Poker

Casi todos sabemos qué hacer cuando jugamos al póker por internet, pero cada vez hay más gente que se anima a organizar partidas en casa. Ciertamente, es un plan perfecto para el viernes-noche, además de un excelente entrenamiento y una excusa para ganar más adeptos al juego. Cuantos más… mejor.

Entonces, ¿por qué no ser el anfitrión de una noche de póker la próxima vez que te sientas con ganas de jugar unas manos y sentir la adrenalina del juego? Tenemos algunos consejos para que todo marche sobre ruedas y la velada sea un completo éxito.

Equilibra el nivel

En primer lugar, asegúrate de conocer muy bien la versión de póker que vais a jugar y de que haya algunas personas experimentadas para equilibrar el nivel con el de los novatos. No tiene sentido que un ciego guíe a otros ciegos.

Sin embargo, intenta al mismo tiempo tener al menos dos personas de experiencia similar para que nadie se aburra o se desmotive. En realidad, si ya has jugado al póker en línea estás más que preparado para hacerlo en casa, aunque lo bueno es que ahora podrás ver la cara de póker de los contrincantes.

Que no falte de nada

Para conseguir un ambiente propio de un casino invierte en unas fichas de una calidad medianamente decente y asegúrate de que las cartas no estén sobadas o desgastadas. No hay nada peor que unos profesionales del póker quisquillosos quejándose de la baraja.

También es una gran idea imprimir algunas copias de las reglas de juego para que puedan ser consultadas en cualquier momento. Esto puede ayudar a evitar discusiones y conservar las amistades.

Prepara el escenario

Asegúrate de que tus invitados exprimen al máximo la experiencia. Para ello, la mesa debe ser lo suficientemente grande, debe haber bastantes sillas y la iluminación debe permitir a todo el mundo ver sus cartas, incluso después de haberse tomado unas copas.

Cerciórate también de tener un buen suministro de cerveza u otras bebidas alcohólicas – un casino nunca se queda sin bebida -. Además, algunos aperitivos con alusiones al póker pueden enriquecer la escena, pero independientemente del tipo de comida que elijas, ha de ser fácil de comer y no provocar ningún lío en la mesa. Encárgate también de que las bebidas estén frías y el juego caliente.

Ten un plan B

Debe haber también algún tipo de entretenimiento para los jugadores que son eliminados rápidamente. Unos juegos de casino en línea no vendrían malcomo tampoco algunos juegos de temática deportiva u otros de consola.

A medida que avanza la noche, también se puede pasar a los juegos para beber que puedes haber establecido de antemano; tan solo asegúrate de no dejar cerca nada demasiado valioso. Y, por supuesto, considera la posibilidad de tener tranquilizantes a mano para los amigos con mal perder (o incluso un portero de discoteca). ¡No querrás que estropeen la fiesta al resto!

Juega a uno de estos casinos en linea populares